Laura Vicuña, niña valiente

Una breve historia

EL 5 de abril de 1891 nace en Santiago de Chile Laura del Carmen Vicuña Pino, primogénita de José Domingo Vicuña y Mercedes Pino. Es bautizada el 24 de mayo del mismo año en la Parroquia Santa Ana, ubicada hoy en Santiago Centro, día en que se celebra la Solemnidad de María Auxiliadora, de quien aprenderá a sentirse hija predilecta.  

Al año y medio aproximadamente Laura se enfermó de gravedad y conforme refiere la madre – según relata su biógrafo –

“… .. y tan grandes eran los dolores que padecía, que inspiraba compasión a cuantos la veían. Solo ella, tranquila y serena sufría todo sin quejarse. Muy poco molestaba manera que eran digna de admiración la paciencia y la fortaleza de tan tierna niña…”

Crestanello A., Vida de Laura, Presbítero Salesiano, 3ra Edición 2008.

Todo esto acontecía durante la Guerra Civil (1891) momento histórico donde la Familia de Laura se vio particularmente involucrada por la profesión de su Padre. En los años sucesivos a 1894, Mercedes Pino decide emigrar con sus dos hijas a Argentina, Laura y la pequeña Julia Amanda

En el país fronterizo Mercedes Pino conoció a Manuel Mora, hacendado de la zona, quien la contrató para que realice labores domésticas. Es en este lugar donde Mercedes sufre abusos y maltratos, de los que Laura y su hermana fueron testigos.

En Junín de los Andes, Laura Vicuña conoce a las Hijas de María Auxiliadora, ingresando junto a su hermana, como alumnas del colegio. Con las religiosas se educó en la fe cristiana, en los conocimientos académicos y en las habilidades prácticas y también con ellas, acrecentó su vida espiritual y sacramental, realizando en el mismo establecimiento su primera comunión.

Durante los periodos de receso escolar, Laura y Julia Amanda visitaban la estancia de Manuel Mora, para estar junto a su Madre, durante estas visitas, muy probablemente, hayan sufrido algún tipo de vulneración por parte de Manuel. Los enfrentamientos entre Manuel Mora y Mercedes Pino, para proteger a sus hijas, derivaron en el fin del sustento económico para la escolaridad de Laura y Julia Amanda. Frente a esta situación el Colegio no solo les permitió seguir estudiando, sino que también las acogió, contuvo y fortaleció en la fe. 

Madurando en su vida espiritual, Laura es cada vez más consciente del dolor que vive su Madre y del riesgo al que se somete física y espiritualmente, para asegurar el bien de ella y de su hermana. Siendo aún pequeña, Laura decide ofrecer su vida a Dios por la salvación de Mercedes. 

Al poco tiempo Laura sufre una grave enfermedad. Mercedes y las religiosas de su colegio, buscaron los medios para que recuperara su salud, en cambio, fue siempre decayendo. Los días previos a su muerte, Laura le confiesa a su madre el ofrecimiento que había realizado a Dios y Mercedes le promete cambiar la vida que tenía. El 22 de enero de 1904, a los 12 años de edad, muere Laura Vicuña. La Iglesia reconoce su santidad por manos del Papa Juan Pablo II, beatificándola el 03 de septiembre de 1988.

Valores de Laura Vicuña

Valentia

Justicia

Compasión

Bienvenidos al santuario de todos

Santuario

En las faldas del Cerro Colorado en Renca, ciudad de Santiago, ocupando 30 hectáreas, se encuentra emplazado el Santuario de Laura Vicuña, que posee una Capilla, salas para reuniones de grupos con un hermoso entorno.


Cómo llegar

Contacto

Pastoral

Sor Marianela Sánchez

Administración

Rafael Avilez